En 1922 Hermann Hinrich Purnhagen, inmigrante alemán, llegó a Brasil. En su equipaje cultural trajo conocimientos de carpintería profesional y espíritu innovador. Durante los años que trabajó como carpintero buscó conocimientos y experiencia. En 1943 fundó INDUMA, fabricante de compensados navales, puertas y ventanas en Rio do Sul – SC. A partir de la década de los 70 cuando la empresa emigró sus actividades para la fabricación de papel, la experiencia con la madera y el fuerte crecimiento del parque fabril exigieron una nueva localización que llevó la empresa a implementar su estructura en Taió – SC. En esta fase, grandes inversiones tecnológicas y humanas fueron iniciadas y se implantó en la empresa una política de actualización constante de conocimiento y tecnologías de producción.

 

Con Estructura Organizacional fuerte y cuño administrativo, serio y competente, Induma posee importantes diferenciales, entre ellos la relación directa con el cliente y facilidad en las negociaciones ya que no cuenta con intermediarios que podrían implicar en mayores demoras y costos extras. Agilidad en la entrega debido al amplio stock  de producto lo que resulta en un corto plazo entre la fecha del pedido y el recibimiento de las mercaderías.

 

Preocupada con el ambiente, Induma atiende los requisitos legales, mantiene grandes reservas forestales y conserva los bosques de ribera en su entorno para que las próximas generaciones reciban intactos estos recursos naturales. Con más de 70 años de existencia y actualización cultural, preserva la noble esencia del atendimiento familiar. Carga en su historia no solamente la compañía del desarrollo de todo el sector papelero, como también la dedicación, la competencia, empeño y reconocimiento de su trabajo.

 

Con estas fuertes características, Induma carga el concepto de la eficiencia, de la seriedad y competencia técnica y empresarial.

Tiene reconocimiento internacional y lleva sus productos a diversos rubros de las industrias de calzado, automovilística y de aislamientos eléctrico.

 

En sus 70 años de trabajo y dedicación al consumidor Induma construyó una historia de tradición y credibilidad que valoriza el desarrollo técnico, busca la mejora continua de sus procesos, respetando al ser humano y a la preservación de la naturaleza.